domingo, 19 de junio de 2016

+ No sé.

En días como hoy, en los que paro de llevarme el mundo por delante y me detengo a pensar, me siento más perdida que nunca. Es que no puedo parar, no puedo permitirme pensar. Necesito la rutina, ser arrastrada por la masa de personas en ese ir y venir constante de la ciudad. Necesito ser consumida por las horas que pasan en mi reloj. Necesito ruido, que me hablen y así evitar escucharme. Necesito tener algo que hacer, porque cuando tengo tiempo para mí misma... ahí es cuando se derrumba todo lo que la rutina me venía sosteniendo. Ese automatismo que me encanta y me sale tan bien, es tan cómodo que cuando me falta no sé qué hacer. Y cuando me doy cuenta de todas las otras cosas que podría hacer teniendo tiempo libre... ahí es cuando me ahogo en un océano de planteos. ¿En serio llamo a esto VIVIR? ¿Hasta dónde sacrificar mi presente vale la pena lo suficiente como para que en un futuro mirar atrás no signifique arrepentirme constantemente por las decisiones tomadas? No puedo encontrar un equilibrio en mi vida, siempre fui así: blanco o negro, tristeza o felicidad, salir o dormir, vivir o morir, odio o amor. Y ahora odio saber todo lo que podría hacer y no puedo. Odio ir siempre por el camino más difícil, odio que me cueste todo el doble que a una persona normal. Odio complicarme la vida. Odio odiarme, pero no puedo, porque soy una inconformista. Porque aunque me salga todo bien, nunca es suficiente y siempre lo podría haber hecho mejor. ¿Por qué? ¿Por qué paré?



Me quiero ir a la mierda.

8 comentarios :

  1. A veces estar sola es lo que necesietamos, pero en cuanto lo estamos nos damos cuenta de muchas cosas que no nos gustan. A veces pensamos demasiado cuando encontramos ese tiempo para nosotras, y tenemos que reconocer, por ejemplo, que queremos a alguien aunque pensemos que le odiamos.
    Buen texto, te seguiré leyendo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pensamos demasiado, ese es el problema.

      gracias!

      Eliminar
  2. Todos queremos a veces irnos a la mierda. Más que entendible el hartazgo pero no es buena consejera dar vueltas sobre lo que puedo pasar

    ResponderEliminar
  3. Que manera de comprenderte. Muchas veces (la mayoría del tiempo) me siento así, sin saber donde está mi equilibrio y qué hacer para encontrarlo. Espero estés mucho mejor y que poco a poco vayas encontrando eso que tanto necesitas en tu vida.

    Cariños linda! ♥

    http://carmillefanu.blogspot.cl/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tan difícil encontrar el equilibrio de todo... Gracias!

      Eliminar
  4. No sè si entendí bien el texto, pero al menos por lo que pude comprender, puedo decir que jamàs me he sentido tan idèntificada con alguien. SIn duda, eso de querer irse a la mierda, es algo que todo sentimos. O al menos eso digo para sentirme menos miserable (? jaja Pero bueh :`v
    Es mejor mandar todo a la mierda que tú te vayas con ella, so...
    Besos y me encanta tu blog!:3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermosa!! Tengo el blog re abandonado jaja pero planeo volver al ruedo y sacarle brillo <3

      Eliminar

Preguntas, críticas o sugerencias en anónimo acá.
Cada cosa que escribo tiene un significado muy importante y especial para mí, gracias por haberte tomado el tiempo de leerme.