miércoles, 22 de marzo de 2017

+ Take me to the place I love.

No sé si algún día voy a poder superar lo que fue este viaje. Siento que volvimos cargados de una energía impresionante, sé que algo cambió. Lo bien que hace al alma viajar, conocer culturas distintas. Llenarte lo pulmones de aire puro y sal. Respirar vida. Quisiera poder cerrar los ojos y sentir esa sensación hermosa de ser arrastrada por la corriente, sentir el calor del sol en mi cara, encontrarme flotando y perdida en mis pensamientos. Perdida en el mar, interrumpir ese momento y levantarme. Sentir la arena en mis pies y el viento en mi pelo. Sentir que todo está bien así. Creer en lo real que es, en que existe. Que existe ese lugar y que existe estar bien. Pero en su lugar, abro los ojos y veo nublado, mis ojos arden de nostalgia y un nudo en la garganta. Siento frío y en lugar de respirar, suspiro. En la realidad otra vez, la que no me gusta tanto, la que no me deja conectarme conmigo misma. En casa otra vez.

lunes, 2 de enero de 2017

+ Under water, where thoughts can breathe easily.

Escrito el 04/12/2016

Este año se trató todo el tiempo de salir de mi zona de confort. Me di cuenta que si quiero avanzar, tengo que sacrificar cosas. Costó muchísimo entenderlo: para poder elegir, hay que aprender a renunciar al todo. Elegí un camino largo por recorrer, pero todo esfuerzo vale la pena cuando se llega a la meta. Sé que todo lleva un tiempo y acepto las reglas del juego, no tengo apuro... no me tengo que olvidar de vivir. Hay que encontrar un equilibrio, disfrutar de las cosas más sencillas de la vida pero sin dejar que ésta nos pase por arriba con su rutina. Decidir y arriesgarme más, no tener miedo a equivocarme... pero perdonarme si lo hago. No sé qué tan dueños de nuestros destinos seamos, pero al menos podemos elegir qué caminos tomar y qué ritmo llevar.

expect nothing &
appreciate everything


Buen año para todos.